Expertos hallan posible Da Vinci

0
437

Por ROB GILLIES

TORONTO — Expertos en arte creen haber identificado un nuevo Leonardo da Vinci, en parte examinando una huella digital en el lienzo.

Peter Paul Biro, un forense experto en arte con sede en Montreal, dijo el martes que una huella digital en lo que se presumía era una pintura alemana del siglo XIX de una joven ha convencido a expertos en arte que de hecho se trata de un Leonardo.

El coleccionista de arte Peter Silverman, nacido en Canadá, adquirió «Perfil de la bella princesa» en la galería Ganz de Nueva York en nombre de un coleccionista anónimo suizo en el 2007 por unos 19.000 dólares. La comerciante de arte de Nueva York Kate Ganz la tuvo unos 11 años tras comprarla en una subasta a un precio similar.

Un comerciante de arte en Londres ahora dice que podría valer más de 150 millones de dólares.

Si los expertos tienen razón, este sería el primer trabajo importante de Leonardo que se haya identificado en 100 años.

Biro dijo que una huella de un dedo índice o medio que se encontró en el retrato coincide con una huella digital en el «San Jerónimo» de Leonardo en el Vaticano. Biro examinó imágenes multiespectrales de la pintura, tomadas por el laboratorio Luminere Technology en París. El laboratorio usó un escáner digital especial para mostrar capas sucesivas de la obra.

«Leonardo usaba sus manos libre y frecuentemente como parte de su técnica de pintura. Sus huellas digitales se encuentran en muchos de sus trabajos», dijo Biro. «Pude usar imágenes multiespectrales para hacer de una pequeña mancha una huella digital muy legible».

La evidencia de composición técnica, estilística y de materiales también apuntan a Leonardo. Biro dijo que existe un fuerte consenso entre expertos de arte de que se trata de un Da Vinci.

«Yo diría que es invalorable. No existen muchos Leonardos», indicó Biro. Dijo que escuchó que un comerciante en Londres calculó que podría valer 100 millones de libras esterlinas (más de 150 millones de dólares).

Silverman relató que su amigo suizo la vio primero y le dijo que no parecía una pintura del siglo XIX. Cuando Silverman le echó un vistazo en la galería Ganz en el 2007, pensó que podía ser un Leonardo, aunque le parecía exagerado. Compró apresuradamente la pintura para su amigo suizo y entonces comenzó a investigarla.

«Claro que uno dice, ‘Vamos, eso es ridículo. Es imposible que haya un Da Vinci flotando por ahí»’, dijo Silverman a la AP en una entrevista telefónica. «Comencé a buscar alrededor de Da Vinci, en todas las personas que hayan podido hacerla, y por eliminación volví a Da Vinci».

El año pasado, Silverman se topó con Nicholas Turner, un ex curador de dibujos del Museo J. Paul Getty y el Museo Btitánico. Turner dijo que era un Leonardo y otro experto en arte lo apoyó.

Silverman afirma que la imagen de la huella digital en el laboratorio Luminere Technology lo confirma. «Esa es la crema del pastel», expresó.

Describió al coleccionista privado suizo como un hombre muy rico que le ha prometido comprarle «almuerzo y cena y caviar por el resto de mi vida si (el cuadro) llega a venderse».

Agencia AP.