Exoneran a adolescentes EEUU de paliza a mexicano

0
415

POTTSVILLE, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Un jurado formado sólo por blancos exoneró el viernes a dos adolescentes de todos los cargos graves que se les imputaban a raíz de una paliza fatal sufrida por un inmigrante indocumentado mexicano a mediados del año pasado.

El jurado exoneró a Brandon Piekarsky, de 17 años, de homicidio en tercer grado e intimidación con motivos étnicos. Además, Derrick Donchak, de 19 años, fue exonerado de agresión agravada e intimidación étnica.

Ambos fueron hallados culpables de agresión simple. Los acusados se abrazaron tras la lectura de los veredictos, mientras amigos y familiares aplaudían.

Luego de cuatro días de testimonios contradictorios, los jurados abandonaron la sala para deliberar los hechos en torno a una trifulca llena de insultos, entre los jugadores de fútbol estadounidense y un hispano de 25 años quien pareció dispuesto a pelear.

Los fiscales dijeron que Luis Ramírez fue la víctima de una pandilla de adolescentes blancos ebrios, movidos por la ira que les causaba la creciente población hispana en su pequeño poblado carbonífero

La defensa consideró que Ramírez fue el agresor, y acusaron duramente a la oficina del fiscal de distrito de tergiversar los hechos en una necesidad desesperada de encontrar a un culpable.

El caso expuso las tensiones étnicas en Shenandoah, un poblado obrero de 5.000 habitantes, que ha atraído a residentes hispanos con su vivienda barata y su disponibilidad de empleos en fábricas y cultivos cercanos. Ramírez se mudó al poblado hace unos siete años, tras llegar de Iramuco, en el estado central mexicano de Guanajuato, para trabajar en una fábrica y en la recolección de fresas y cerezas.

Mientras mostraba una foto de Ramírez, el fiscal de distrito del condado de Schuylkill, Robert Franz, dijo el viernes al jurado: «El fue asaltado, golpeado y asesinado por caminar por las calles de Shenandoah. No merecía eso».