Existen recursos para ayudar a pagar los alimentos

0
505

Muchas familias saben la preocupación que se siente cada mes cuando el dinero se acaba, así también, cuando se les termina los alimentos para sus familiares. Sin embargo, muchas familias no saben que pueden calificar para recibir la asistencia de alimentos del estado, estén o no empleados, según el Concilio Hispano de la Salud (Hispanic Health Council).

Anteriormente esta ayuda se conocía como el programa de cupones para alimentos, pero ahora se llama Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP, por sus siglas en inglés), y ayuda actualmente a más de 240.000 residentes de Connecticut a alimentar a sus familias.

Usando una tarjeta emitida por el estado, los participantes pueden comprar alimentos en muchos supermercados, bodegas y mercados de granjeros.

La asistencia de alimentos está disponible para familias e individuos de bajos recursos, ciudadanos de tercera edad, personas desamparadas, algunos inmigrantes legales e hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos.

Los beneficios están mayormente determinados por el tamaño de la familia y su ingreso económico. Por ejemplo, familias de cuatro miembros sin ingresos pueden recibir más de $600 al mes en asistencia de alimentos, pero hasta una familia trabajadora de cuatro miembros con un ingreso no mayor de $2.297 mensuales, podría calificar para una cantidad menor.

Sofía Segura-Pérez, del Centro de Nutrición de la Comunidad del Concilio Hispano de la Salud de Hartford, afirma que muchas personas no saben que son elegibles para la asistencia de alimentos. Para informar mejor a la comunidad, el Concilio Hispano de la Salud está trabajando en una campaña de publicidad para educar a los residentes hispanos acerca del nuevo nombre del programa y, hacerles saber que la asistencia está disponible.

El programa de cupones para alimentos ha hecho dos cambios recientemente. El primero es el nuevo nombre SNAP, que fue cambiado para enfatizar la importancia de alimentarse saludablemente, aún cuando el dinero es limitado.

En segundo lugar, la característica más importante es que muchas familias ahora califican para más asistencia de alimentos que antes. Bajo el paquete del estímulo económico del gobierno federal, una persona soltera sin ingresos, está autorizada a recibir $24 mensuales adicionales en asistencia para alimentos; mientras que una familia de cuatro sin ingresos obtendrá $80 adicionales cada mes.

«Las personas que no están seguras si califican son bienvenidas en el Concilio Hispano de la Salud para brindarles información, aún si en el pasado usted no fue elegible puede ser que ahora lo sea», dijo Segura-Pérez.

Los trabajadores bilingües están disponibles para ayudar a las personas con el proceso de su solicitud. También se puede solicitar la asistencia de alimentos en cualquier oficina del Departamento de Servicios Sociales de cualquier estado.

«No hay motivo para que una persona pase hambre o preocupación sobre cómo alimentar a sus niños», aseguró Segura-Pérez.

Para más información acerca del programa SNAP o para saber cómo solicitar estos beneficios, llame al Hispanic Health Council al (860) 527-0856, ext. 244 o ext. 307.