Estudiantes protestan por recortes educativos en Los Angeles

0
385

Por E.J. TÁMARA

LOS ANGELES (AP) — Con carteles, guitarras, grabadoras y celulares, cientos de estudiantes hispanos protestaron el viernes frente a la sede del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, rechazando el anunciado despido de 2.400 maestros y probable aumento de índice de alumnos por aula debido a la crisis estatal presupuestaria.

Sentada en la grama, Tania Pulido, del 10mo grado en el Santee Education Complex, lamentó que sus maestros de biología y geometría hayan sido notificados como probables bajas del déficit presupuestario de 596 millones de dólares que enfrenta el distrito para el próximo año escolar.

«Ellos me han ayudado y ahora se van», dijo Pulido, sosteniendo un colorido cartel que rezaba, «No notas de despido, recortes dañan a muchachos».

«Todo va a ser peor de como ahora está», se lamentó.

Los alumnos, casi todos de cuatro secundarias diferentes, dijeron que rechazan el despido de maestros porque esos puestos no serían llenados sino que, para llenar ese vacío, se aumentaría el índice de alumnos por aula, el cual es ahora de entre 18 y 20.

«Creo que como está, no estoy recibiendo la educación que merezco», dijo Oscar, alumno del grado 10 en la escuela Santee que no quiso dar su apellido por temor a ser castigado por faltar a clases. «Exigimos que paren de hacer esto».

La junta del distrito escolar aprobó el mes pasado el despido de hasta 2.400 maestros y otros 2.000 trabajadores para equilibrar el déficit presupuestario.

Más de 200 estudiantes de Santee se reunieron afuera del plantel a eso de las siete de la mañana y luego caminaron hasta la sede del distrito, en el centro de Los Angeles, dijo Mike Barrientos, del grado 10 de Santee.

Coreando consignas y levantando carteles que decían: «Salven a nuestros maestros» y Somos humanos», estudiantes de las secundarias Manual Arts, West Adams, y Lincoln —todas escuelas con estudiantados predominantemente hispanos— también protestaron antes del medio día afuera de la sede del segundo distrito más grande del país.

«Hay muy buenos maestros que van a ser despedidos», apuntó Jessica Jimenez, del grado 12 en West Adams. «No queremos perderlos».

Algunos estudiantes dijeron que el superintendente Ramón Cortines salió a hablar brevemente con ellos. El distrito no confirmó la reunión a la AP.

Cortines ha dicho que el rechazo del electorado a las propuestas sobre el presupuesto estatal obligaría al distrito a tomar más medidas drásticas, como congelar salarios, eliminar los cursos de verano, reducir programas después de la escuela y el cese temporal de trabajadores sin derecho a que cobren su sueldo.

«Ahorita estoy yendo bien (en la escuela), pero no sé que va a pasar», agregó Oscar, y resaltó que tres de sus maestros van a ser despedidos. «Cualquier cosa que hagan, no deberían hacer que nosotros paguemos los platos rotos».

Compartir
Artículo anteriorLa Semana en Fotos
Artículo siguienteGerrans gana 14ta etapa del Giro