Estados Unidos 2 España 0

Aterrizaje forzoso para España

0
383

BLOEMFONTEIN, Sudáfrica (AP) — España se encontró el miércoles con la realidad de que algún día tenía que perder, pero con un aterrizaje forzoso que ni propios ni extraños esperaban se iba a producir antes de la final de la Copa Confederaciones.

«Perdemos uno de cada diez partidos como este y nos ha tocado hoy», dijo el arquero y capitán español Iker Casillas tras la derrota de 2-0 ante Estados Unidos en las semifinales.

El revés estropeó la racha de 15 victorias sucesivas de España, todo un récord para selecciones. También se quedó a la orilla de eclipsar la marca de 35 partidos sin perder y que ahora queda compartiendo con un Brasil que lo logró entre 1993-96.

Esas rachas, sumadas a la conquista de la Eurocopa del año pasado en Austria y Suiza, elevaron a España a la cima del ranking mundial de selecciones.

La «Roja» y su juego vistoso de toque y verticalidad ofensiva empezó a recibir piropos de todos los rincones del mundo, con comparaciones a selecciones como la Brasil de México 1970 y la «Naranja Mecánica» de Holanda de la misma década.

Con una derrota sorpresiva en todos los sentidos frente a un equipo que desde el 2002 no había sorteado la primera ronda de un torneo de envergadura, la euforia en la que España ha estado inmersa se evaporó en Bloemfontein tras la cachetada dada por Estados Unidos.

Para Casillas, tal vez viendo a futuro con la Copa Mundial del año que viene, el revés ante Estados Unidos sirve como una lección.

«Es una cura de humildad», dijo el portero.

«Posiblemente se pueda sacar algo positivo de algo malo. Esto ha sido algo malo y de todo lo malo hay que intentar sacar algo positivo», añadió.

El técnico Vicente del Bosque descartó que el equipo haya salido relajado a la cancha y que haya menospreciado al adversario.

«Todos somos culpables cuando hay derrotas. No creo que haya existido relajación», dijo del Bosque. «Hemos jugado al cien por cien. No hemos ganado porque no hemos podido».

Casillas tuvo elogios para Estados Unidos al decir que «se han mostrado serios y ordenados y nos ha costado».