Equipo de búsqueda y rescate neoyorquino llega a Haití

0
383

Por COLLEEN LONG

NUEVA YORK — Un equipo de 80 especialistas en búsqueda y rescate de Nueva York que tienen experiencia en edificios derrumbados llegó el sábado a Haití.

Después de una larga espera de dos días para recibir autorización de aterrizar en el congestionado aeropuerto de Puerto Príncipe, llegó la escuadra, integrada por miembros de elite de policía y bomberos.

Es uno de 28 equipos federales urbanos de búsqueda y rescate en Estados Unidos.

Un terremoto de magnitud 7,0 devastó el martes la capital haitiana.

Encabezan el grupo el subinspector de la policía de Nueva York, Robert Lukach, quien trabajó en las torres gemelas después de los ataques terroristas del 2001 y Joe Downey, un jefe de bomberos de Nueva York, quien también estuvo en el lugar de los ataques terroristas, además de Misisipí después del huracán Katrina y Haití tras el paso del huracán Gustav.

Lukach dijo que aunque la destrucción en Haití es similar a lo que vio hace más de ocho años, las construcciones son más pequeñas y permiten abrigar más esperanzas de encontrar sobrevivientes.

«Esta es todavía una misión de rescate y esperamos lo mejor», comentó.

Agregó que aun días después del sismo, espera que haya bolsones de aire dentro de los escombros donde pueda haber gente todavía con vida, aunque el equipo se preocupó de que la espera de dos días haya disminuido esas posibilidades.

El grupo espera estar por lo menos durante una semana en Haití.

Llevó tres tractores de remolque con equipos, incluyendo sensores para detectar sonidos de personas atrapadas debajo de los escombros, herramientas para cortar y despejar concreto y perros entrenados. La tecnología fue perfeccionada después del 2001.

«Podemos estar ahora más preparados porque vamos con más conocimiento», explicó Lukach.

El sismo cataclísmico conmovió el martes la nación más empobrecida del continente. La Cruz Roja calcula que hay de 45.000 a 50.000 muertos.

El padre de Downey, Ray Downey, murió en cumplimiento del deber el 11 de septiembre del 2001. Era entonces ex jefe del Comando de Operaciones Especiales del departamento de bomberos y experto reconocido en tareas de búsqueda y rescate en edificios derrumbados.

Downey siguió los pasos de su padre como jefe de un batallón de operaciones especiales.

El equipo está integrado por 40 efectivos de la policía y 40 de los bomberos y recibe extenso entrenamiento en el rescate urbano y acuático, en particular en edificios derrumbados.

(AP)