En México permiten que teatros, cines, estadios abran tras gripe

No podran trabajar empleados con sistomas de gripe

0
313

El gobierno de la capital mexicana redujo el miércoles de naranja a amarillo el alerta de epidemia de gripe porcina y permitirá la apertura de estadios, cines, teatros, restaurantes y otros comercios que cuyas operaciones continuaban suspendidas.

Aunque la disposición no acató las restricciones recomendadas inicialmente de separar dos metros a los clientes de esos negocios, sí se impedirá trabajar a empleados con síntomas de gripe y la de clientes con las mismas manifestaciones.

El Secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, dijo que decisión se tomó con la recomendación del comité científico y de vigilancia epidemiológica de la ciudad de México y con la anuencia del gobierno federal, que el miércoles informó que el número de muertos por gripe porcina se elevó en México a 42 y el de contagiados a 1.070.

«Este comité científico quiere recalcar que el problema de salud no ha terminado, pasamos de una fase naranja a amarillo, pero este comité se mantendrá en permanente análisis y vigilancia y si llega a considerar que volvamos a naranja ó a rojo, se hará en el día y la hora que sea necesario», aseguró Ahued en rueda de prensa.

Los negocios que seguían cerrados por la alerta y que el jueves reanudarán sus operaciones son: bares, lounges, cabarets, estadios deportivos, plaza de toros, cines, teatros, billares, balnearios, centros de convenciones, parques de diversiones.

Ahued informó que la apertura las condiciones de la apertura son que habrá «un filtro sanitario hacia los empleados de los restaurantes o establecimientos, si hay un enfermo, hay que evitar que entre a trabajar… cualquier cliente que tenga manifestaciones de (afecciones en) vías respiratorias evitar que entre al lugar… el cubrebocas es obligatorio, si se van a estadios, misas, a los restaurantes tienen que usar el cubre bocas y extremar medidas de limpieza en los lugares».

El gobierno capitalino había sugerido separar al menos dos metros a comensales o a los asistentes a cines y teatros, pero optaron por desistir de ello ante la inviabilidad de esas medidas.

«El comité se pronuncia para no pedir cosas que no sean prácticas, entonces no hay restricciones en el número de aforo en estadios o cines, es complicado y además, ¿quién va a checar (verificar) esta situación?, ¿quién va a multar?, ¿quién podría?», agregó Ahued.