El Salvador: Iglesia aplaude homenaje a jesuitas asesinados

0
358

Por MARCOS ALEMAN

SAN SALVADOR — El arzobispo capitalino aplaudió el gesto del presidente Mauricio Funes de otorgar una condecoración póstuma a seis sacerdotes jesuitas asesinados hace 20 años por los militares en medio de la lucha contra la guerrilla.

«Pensamos que es un signo de reconciliación, de unidad y de paz», dijo el domingo en rueda de prensa monseñor José Luis Escobar Alas.

«Que bueno que los que han participado en este lucha fratricida reconozcan sus fallas y que pidan perdón», agregó.

Señaló que «convendría que todos, quien más, quien menos, seamos conscientes y sigamos ese ejemplo del gobierno que es verdaderamente aleccionador».

Al cumplirse 20 años de la matanza, en un acto público de desagravio, de reposición moral por los errores que como Estado se cometieron en el pasado, Funes entregó a familiares de los jesuitas la orden nacional José Matías Delgado en el Grado de Gran Cruz Placa de Oro, la de mayor reconocimiento que concede El Salvador.

El asesinato fue perpetrado el 16 de noviembre de 1989, durante una ofensiva del entonces guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), del cual Funes fue el candidato presidencial en marzo de 2009.

Los jesuitas ejecutados fueron los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín Baró, Amando López, Juan Ramón Moreno y el salvadoreño Joaquín López.

Ellacuría era rector de la Universidad Católica e impulsaba la vía del diálogo para poner fin a la guerra, que concluyó con la firma de acuerdos de paz en 1992 y dejó 75.000 muertos y 12.000 desaparecidos.

Un coronel, dos tenientes, un subteniente y cinco soldados fueron procesados por la matanza, pero en 1991 un jurado absolvió a siete de los acusados. El coronel Guillermo Benavides y teniente Yusshy Mendoza fueron encontrados culpables de la matanza, pero resultaron beneficiados con la ley de amnistía general emitida en 1993.

El presidente Alfredo Cristiani (1989-1994), del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), emitió el decreto de amnistía pocas horas antes de que se divulgara un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, que responsabilizó a los altos mandos militares del asesinato de los jesuitas y de varias masacres de campesinos.

La orden de los jesuitas siguen reclamando el esclarecimiento de la autoría intelectual.

(AP)