El mundo árabe guarda un lugar especial para Michael Jackson

0
839

Por HADEEL AL-SHALCHI

EL CAIRO — Un miembro de familia real de Bahrein lamentó su muerte públicamente, jóvenes libaneses le rindieron homenaje mediante una vigilia con cirios y músicos egipcios elogiaron su legado que les sirvió de inspiración.

La popularidad de Michael Jackson guardaba un lugar especial en el mundo islámico, con el recuerdo del primer músico occidental de importancia que quebró la barrera cultural en el Medio Oriente en la década de los 80.

Algunos hicieron la conexión con el ídolo pop después de rumores, nunca probados, de que se había convertido al islamismo. Otros lo adoptaron como si fuera uno de ellos cuando buscó refugio en el emirato de Bahrein en el Golfo Pérsico en el 2005, después de ser absuelto de cargos de abuso sexual de menores en Estados Unidos.

«Que Dios tenga piedad de él. Era un bahreiní. Vivió con nosotros», recordó Jassim Alí, de 35 años, el sábado mientras compraba CDs de Jackson en una tienda de música de la capital, Manama.

Jackson pasó un año en el emirato, como invitado del jeque Abdulá bin Hamad Isa Al Jalifa, hijo del rey de Bahréin, aspirante a compositor que se había hecho amigo del astro. Jackson se mantuvo lejos de la publicidad, mayormente a puertas cerradas.

A su partida, el jeque anfitrión de Jackson, lo enjuició por 7 millones de dólares, alegando que no había cumplido con realizar una empresa musical, pero llegaron a un acuerdo privado en noviembre.

El jeque dijo el sábado en una declaración en el diario Gulf Daily News, que «el mundo ha perdido a un gigante en la industria de la música».

«Nos sentimos muy entristecidos por eso», dijo Al Jalifa en declaraciones que fueron confirmadas por su portavoz.

Por todo el mundo árabe, los numerosos homenajes a Jackson, que falleció el jueves fueron similares a los realizados por doquier, aunque algunos expresaron que el cantante tenía un atractivo especial en la región.

«La religión forma gran parte de la identidad de esta parte del mundo y la idea de que se convirtió al islamismo impulsó su popularidad», destacó el crítico de cultura egipcia Tarek el-Shinnawi.

Los hermanos Jackson se criaron como Testigos de Jehová.

Otros simplemente simpatizaban con Michael Jackson por su música.

En Egipto, Fady Badr, un distribuidor de música y de teclados, viajó a Alejandría tomándose unos días de descanso a causa de la muerte del cantante.

«A él le debo el haber entrado en este negocio, porque su influencia fue decisiva para esta industria en esta parte del mundo», destacó Badr, de 28 años.

Asimismo, el gerente del Cairo Jazz Club, Shady Hamza, de 30 años, dijo que había sido inundado de llamadas de músicos y grupos locales para que organizara una noche de homenaje por el astro.

«Siento como si hubiera perdido a un hermano», comentó el empresario. «Para muchos músicos, Michael Jackson fue nuestro primer contacto con ese arte».

Mientras tanto en la capital del Líbano, unos 100 jóvenes aficionados encendieron cirios y realizaron una vigilia sentados en una calle de bares y restaurantes, mientras cantaban las canciones que popularizó Jackson. Inclusive algunos trataron de hace el paso de «la caminata sobre la luna» en medio del júbilo general.

(AP)