EEUU reporta casi 30 casos más de gripe; Obama, esperanzado

0
357

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama expresó el viernes su esperanza en que el virus de la gripe porcina continúe su ciclo de existencia «como las gripes normales», mientras que las autoridades reportaron casi una treintena de nuevos casos y muchas escuelas más cerraron sus puertas.

El gobierno emitió parámetros para las escuelas con casos confirmados, al señalar que deberían cerrar al menos por 14 días, pues los niños pueden seguir contagiando a otras personas por entre 7 y 10 días cuando enferman. Ello significa que los padres de familia pueden esperar que los niños permanecerán en casa durante más tiempo del previsto.

El Departamento de Salud informó que 433 escuelas han cerrado, afectando a 245.000 niños en 17 estados. La cifra representó 100 escuelas más que las reportadas el jueves.

En tanto, las principales aerolíneas del país planean reducir los vuelos hacia México, el país más afectado por el padecimiento.

«Estoy optimista en que podremos manejar esto en forma efectiva», dijo Obama a la prensa, al recibir un informe actualizado de su gabinete sobre la respuesta federal a la emergencia de salud. Enfatizó también que el gobierno federal se prepara como si viniera lo peor, de modo que ningún funcionario sea tomado desprevenido.

Las nuevas declaraciones de Obama sobre el asunto –que ha provocado medidas más severas en México que en Estados Unidos pero que de alguna forma u otra ha involucrado a todo el mundo– surgieron mientras el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) reportó que se ha confirmado la infección por el virus en ocho estados más de la nación, y que el agente patógeno parece propagarse.

Los casos confirmados han subido de 109 el jueves a 141 el viernes, informó el CDE. La gripe porcina se ha reportado ahora en 19 estados, en vez de 11.

Los casos confirmados subieron de 109 el jueves a 141 el viernes, informó el CDC.

Mientras tanto, algunos estados reportaron cifras ligeramente más altas, y el Distrito de Columbia anunció su primer par de casos probables. El número de muertos en el país seguía siendo de uno –el bebé mexicano que visitó Texas con su familia y murió en ese estado–.

El comienzo de los síntomas en el caso más reciente se dio el martes, indicó el CDC, lo que sugiere que prosigue la propagación, aunque no a un ritmo más rápido que el observado con la gripe común.

«Creemos que los casos sí siguen presentándose», dijo la doctora Anne Schuchat, del CDC. Pero el CDC informó también que el nuevo virus de la gripe porcina carece de los genes que volvieron tan mortífera la cepa que causó la pandemia de 1918.

Obama dijo que no está claro si la gripe sería más severa que otras anteriores, y añadió que este padecimiento representa una causa de preocupación especial, porque se trata de una nueva cepa y la gente no ha desarrollado inmunidad para ésta.

Las agencias gubernamentales se preparan en caso de que la gripe vuelva en una forma más virulenta durante la temporada tradicional de influenza estacional, dijo el mandatario, quien habló de un gran esfuerzo de prevención en las escuelas y centros de trabajo, mientras se sigue atendiendo la solicitud de ayuda por parte de otros países.

Aunque en una conferencia de prensa enfatizó que los cierres a la fecha representan una pequeña fracción de las casi 100.000 escuelas del país, el secretario de Educación Arne Duncan instó a los profesores, padres de familia y estudiantes a prepararse si su escuela cierra.

A los padres, Duncan les dijo: «Piensen en repasar los planes de las próximas lecciones, de modo que los estudiantes puedan hacer su trabajo escolar en casa si es necesario.

A los padres: «Aprendan lo que ellos aprenden en la escuela. Manténganlos activos».

Y a los estudiantes: «No se rezaguen respecto de sus condiscípulos de otras escuelas que siguen en clases. Sigan trabajando duro».

___