Economía chilena entra en recesión

0
309

Por FEDERICO QUILODRAN

SANTIAGO DE CHILE — La economía chilena entró en recesión técnica al registrar en abril su sexto mes consecutivo de baja en la actividad, confirmando la preocupación de diversos sectores, aunque expertos estiman que la caída habría tocado fondo y comenzaría el repunte en la segunda mitad del año.

El Banco Central sorprendió el viernes al informar que en abril la actividad económica cayó 4,6%, superando largamente las expectativas previas del mercado, que señalaban un posible -3,6%. Desde noviembre los índices de la actividad económica han caído sistemáticamente.

También se produjo una baja en la inflación al informar el Instituto Nacional de Estadísticas que el índice de mayo fue de -0,3% y en el año acumula una caída del 1,1%. En doce meses la inflación alcanza al 3%.

La caída en los precios fue observada con preocupación por los grandes empresarios, que señalaron refleja la fuerte contracción del consumo como consecuencia de la crisis económica. Pero también esa caída tuvo una visión optimista por los menores precios, lo que permitiría cerrar el año con una inflación del 3%, como lo pronostica el Banco Central, y posiblemente de 2%, según analistas.

«Claramente se está confirmando que en el segundo trimestre íbamos a alcanzar el punto más bajo de la actividad. Confirma que lo peor se va a registrar en el segundo trimestre y creo que este -4,6% va a ser el punto más bajo del año», comentó a la AP el economista Francisco Montaner.

El experto, que encabeza una consultora, señaló que la caída se mantendrá en mayo y junio, pero que en el segundo semestre, como han pronosticado las autoridades del gobierno, comenzará el repunte.

En todo caso el Banco Central, en un reciente informe al Senado, fijó sus proyecciones de crecimiento para este año entre 0,25% y -0,75%. El año pasado el Producto Interno Bruto creció 3,2%.

El banco emisor informó que en el primer trimestre el PIB cayó 2,1% y economistas estimaron el viernes que tras las recientes cifras la contracción en el segundo trimestre sería del 2,4%.

La constante caída en la inflación es considerada por los expertos como una nueva posibilidad para que el Banco Central continúe bajando las tasas de interés, que el mes pasado fijó en 1,25%. Y esa baja tiene a su vez un efecto reactivador.

Montaner coincidió con las autoridades al estimar que en el último trimestre del año la actividad podría estar ya creciendo un 3%. En esa recuperación incidirán las medidas reactivadoras que el gobierno ha venido aplicando desde enero, cuando inyectó 4.000 millones de dólares para afirmar el consumo y apoyar a las pequeñas y medianas empresas.

«Hay una serie de factores que deberían incidir en tener un muy buen último trimestre y, probablemente, excelentes primer y segundo trimestres el próximo año por lo bajo que va a ser la base de comparación», agregó el analista.

La presidenta Michelle Bachelet, al intervenir en una ceremonia en esta capital, hizo un parangón entre la caída de la economía y la de la inflación señalando que «lamentablemente, en la vida hay buenas y malas noticias».

Afirmó que la reducción de 4,6% de la actividad en abril «no nos deja indiferentes y confirma que lo que estamos enfrentando es de una gran magnitud».

Por su parte, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, quien se resiste a hablar de recesión, dijo que la situación la define como «un momento difícil». Destacó también el efecto positivo de la baja en la inflación.