Dos detonaciones en Tegucigalpa previas a marcha pro Micheletti

0
382

Por JUAN CARLOS LLORCA

TEGUCIGALPA — Dos explosivos detonaron el miércoles por la mañana en la capital hondureña sin dejar víctimas, aunque sí algunos daños, antes de una marcha en apoyo del presidente de facto Roberto Micheletti.

Uno de los artefactos hizo explosión en la madrugada en el sitio donde posteriormente comenzó una manifestación de la Unión Cívico Democrática (UCD), un grupo de partidarios de Micheletti.

La otra detonación fue ocasionada por lo que las autoridades denominaron una «granada propulsada» contra el edificio de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde rompió el cristal de una ventana, pero tampoco nadie resultó herido.

Estos son las más recientes de numerosas explosiones de baja intensidad ocurridas en Tegucigalpa después del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio. Varios de los ataques estuvieron dirigidos contra medios de comunicación o locales comerciales, sin dejar víctimas.

El país se encuentra en la recta final de un polémico proceso electoral que desemboca en los comicios generales del domingo. Zelaya ha descalificado la validez del evento por efectuarse bajo la administración de un gobierno golpista, mientras que Micheletti considera que las votaciones significarán el fin de la crisis desencadenada por el derrocamiento del presidente.

En Venezuela, el mandatario Hugo Chávez advirtió que no reconocerá el resultado electoral.

«No podemos reconocer un gobierno que surja. No, no lo vamos a reconocer. Y estoy seguro… ya lo han reconocido los gobiernos de la derecha del continente que están subordinados a lo que diga Estados Unidos. Pero los gobiernos libres no lo vamos a reconocer», afirmó el mandatario tras reunirse con su colega iraní, Mahmud Ahmadinejad.

«Y no descansaremos hasta que en Honduras… reine la democracia, y que se imponga la voluntad del pueblo de Honduras y no de un grupito de empresarios y un grupito de militares subordinados a los yanquis», agregó.

Por otro lado, las autoridades capturaron la noche del miércoles al ex canciller Milton Jiménez en el balneario de Omoa, a unos 200 kilómetros al norte de la capital, por conducir ebrio. Venía de Guatemala en su automóvil.

El portavoz policial, comisionado Danilo Orellana, aseguró a periodistas que «él está ebrio y será liberado en breve».

Indicó que Jiménez fue detenido en medio de un intenso operativo en busca de armas, explosivos y drogas que las autoridades llevan a cabo desde hace dos días en todo el territorio nacional para prevenir incidentes durante los comicios.

Es la tercera vez en dos años que Jiménez, de 47 años, es arrestado por circunstancias similares en Honduras y Estados Unidos.

La manifestación del miércoles tenía el objetivo de patentizar el respaldo a Micheletti. Sin embargo, la afluencia fue exigua. Algunos centenares de personas hicieron dos filas para marchar por algunas calles del centro de la ciudad.

También las otrora nutridas protestas diarias de partidarios de Zelaya convocadas por el Frente de Resistencia al Golpe de Estado han venido decayendo respecto al número de participantes.

«Tengo fe que las elecciones serán el fin al problema en el que nos metió Zelaya con sus mentiras y el mundo que nos dio la espalda», dijo el miércoles Ana Castellanos, de 26 años, una simpatizante de la UCD que participó en la marcha.

Las explosiones llegan luego de la captura de cuatro personas a quienes se les decomisó un arsenal el martes. Micheletti dijo a la AP que los detenidos planeaban atentar contra él el domingo, cuando emitiera su voto.

El vocero de la policía, Orlin Cerrato, dijo que aún no tienen información concreta que comunicar sobre los detenidos, el armamento o sus planes.

El canciller de facto Carlos López lamentó una iniciativa que Brasil presentó esta semana a Estados Unidos de intentar postergar la consulta popular hondureña.

Aseguró que «nuestro país se encamina con paso seguro a las elecciones, cuando el pueblo elegirá en forma libre y democrática un nuevo presidente, diputados y autoridades municipales».

«Lamentamos profundamente las declaraciones del señor Marco Aurelio García, asesor de la Política Exterior del Brasil, en su intención de proponer ante el Departamento de Estado de Estados Unidos la postergación del ejercicio del sufragio en nuestro país», dijo López en un comunicado.

Subrayó que «dichas expresiones reflejan un intervencionismo inédito de parte del gobierno brasileño en los asuntos internos de nuestra nación».