Dirigente opositor iraní convoca a protesta masiva

0
282

Por ALI AKBAR DAREINI

TEHERAN — El dirigente opositor iraní Mir Hossein Mousavi convocó el miércoles a un acto masivo de protesta por los polémicos resultados de las elecciones presidenciales y la violencia contra sus seguidores, en un desafío directo al líder supremo del país y el régimen clerical.

Mientras tanto, continuaba la represión de los disidentes, con denuncias de arrestos de figuras opositoras y una declaración de la Guardia Revolucionaria, la fuerza militar más poderosa del país, de que los sitios de internet y blogueros deben eliminar materiales que «generen tensión».

El líder supremo, ayatolá Alí Jamenei, dijo a Mousavi que presentara sus reclamos a través del sistema electoral y llamó a los iraníes a unirse en torno a su gobierno islámico, una exhortación desusada en respuesta a las tensiones, pero Mousavi parecía dispuesto a resistir y convocó a un acto masivo para el jueves desde su página de internet.

«Queremos un acto pacífico para protestar la tendencia enfermiza de la elección y realizar nuestro objetivo de anular los resultados», dijo Mousavi.

Llamó a realizar «una nueva elección presidencial que no repita el fraude vergonzoso de la elección anterior».

Páginas de internet asociadas con Mousavi y los reformistas convocaron a un acto más para el miércoles, pero el líder opositor no lo mencionó en su declaración oficial.

Mousavi y sus partidarios acusan al gobierno de fraude en las elecciones del 12 de junio para declarar al presidente Mahmud Ahmadinejad ganador por un margen abrumador. Las protestas callejeras, sumadas a la disidencia de figuras clericales y políticas influyentes, presentan una de las amenazas más graves al complejo sistema de democracia y autoridad religiosa surgido de la Revolución Islámica de 1979.

Blogs y portales de internet como Facebook y Twitter han sido vías vitales de comunicación entre los iraníes para informar al mundo sobre las masivas protestas generadas tras las elecciones presidenciales del viernes. El candidato reformista Mir Hossein Mousavi acusó al gobierno de manipular los votos para declarar al presidente Ahmadinejad como ganador.

Internet es aún más esencial desde que el gobierno prohibió el martes a los corresponsales extranjeros salir de sus oficinas para reportar sobre manifestaciones en las calles de Teherán.

La Guardia Revolucionaria — la elite militar que responde al líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei —señaló a través de una agencia estatal de noticias que los portales de internet iraníes y los blogueros han de eliminar cualquier tipo de material que «provoque tensión» o de lo contrario se enfrentarán a una demanda.

A pesar de que las manifestaciones en las calles están prohibidas, algunos portales de internet que apoyan a Mousavi dijeron el miércoles que sus partidarios se reunirán en una plaza del centro de la ciudad por la tarde.

La protesta podría provocar más altercados entre las autoridades y los manifestantes. La violencia ha acabado ya con la vida de siete personas, según los medios estatales iraníes.

La máxima autoridad electoral del país anunció el martes que está preparada para dirigir un limitado recuento de votos en las urnas donde se reportaron irregularidades.

El anuncio no convenció a Mousavi, quién describió los comicios como una «increíble farsa» y pidió nuevas elecciones.

AP.