Desde Alaska hasta la tierra del Fuego, pasando por el Caribe mágico, el Colibrí de alas multicolores sobrevuela por la integración

0
643

Cartagena de Indias, Colombia (11/04/2012). El colibrí, un ave endémica de América, vuela rápido y llega muy lejos. Es, quizás, la única especie del reino animal que atraviesa el continente con una técnica impecable de vuelo… denominador común de los países del Hemisferio, desde Alaska hasta la Patagonia. Por todo ello, la figura de un colibrí de alas multicolores fue elegida como el logosímbolo de la sexta versión de la Cumbre de las Américas.
Y no es para menos. El evento que reúne a 33 mandatarios y Jefes de Estado del continente americano necesitaba una identidad visual que destacara la fortaleza, el empuje, la integración y el compromiso de los países participantes en el evento, que pretende mejorar las condiciones de vida de todos los americanos.
Luego de un proceso de exploración, basado en el análisis de las identidades visuales de Cumbres pasadas, se dejaron atrás banderas, mapas y números y se dio cabida a las alas de colores que representan la diversidad de las Américas y reflejan la visión de unidad a lo largo de todo el continente.
Tres propuestas fueron analizadas por un equipo de trabajo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en cabeza de la diseñadora Paola Sánchez. «Trabajamos primero una propuesta litográfica que vinculaba a las letras C (de Cumbre) y A (de Américas), y que las enlazaba. Después, pensamos en unas manos que fueran formadas por los nombres de todos los países del continente. Finalmente, trabajamos en nuestro querido colibrí», dice Sánchez -conocida por sus compañeros de la cancillería colombiana como ‘La mamá del Colibrí’-, en declaraciones al equipo de comunicaciones de la VI Cumbre. El diseño del colibrí fue presentado a los Estados miembros de la OEA, quienes se encargaron de darle vía libre al diseño.
Los habitantes de La Heroica disfrutan de su presencia. Pancartas y avisos con la imagen del ave, que sorprende con su vuelo en todos los sentidos, conquistan la atención de miles de personas provenientes de diferentes partes del mundo. La jóven diseñadora precisa que la diversidad cultural del hemisferio también está representada en dicha ave. «En el continente existen 330 clases de colibríes, su colorido es impresionante, su fortaleza para conquistar diferentes hábitats es asombrosa. Esta era la imagen que necesitábamos para conectar a las Américas», destacó.
El próximo 15 de abril finaliza la Cumbre y con ella varios años de trabajo ardúo para los funcionarios del Gobierno anfitrión. Los organizadores del certamen más importante del Hemisferio confían en que los resultados de la VI Cumbre lleven la pujanza, el tesón y la fortaleza del colibrí de alas multicolores.
Por Hernán López Aya – Prensa VI Cumbre de las Américas