Déficit presupuestario de EEUU aumenta a 1,8 billones


WASHINGTON (AP) — El gobierno tendrá que pedir prestado casi 50 centavos por cada dólar que gaste este año, aumentando el déficit federal récord a más de 1,8 billones de dólares, según nuevos cálculos de la Casa Blanca.

Las nuevas cifras del presupuesto anunciadas el lunes añadirían 89.000 millones de dólares al déficit del 2009, elevándolo a casi cuatro veces más del nivel histórico récord que registró el año pasado. El aumento se debe a que el gobierno entregará más millones de los calculados a gente que perdió sus puestos de trabajo y recibirá menos en impuestos obtenidos por gente y empresas que reportaron menos ganancias.

El alto nivel del déficit se debe a una intensa recesión, el plan de rescate de Wall Street y el costo del programa de estímulo económico del presidente Barack Obama, así como por un desequilibrio estructural entre lo que el gobierno gasta y lo que obtiene.

A medida que la economía evoluciona peor de lo esperado, el déficit para el presupuesto del 2010, que empieza en octubre, crecerá unos 87.000 millones de dólares hasta llegar a 1,3 billones, anunció la Casa Blanca. El deterioro refleja una menor recaudación de impuestos y mayores costos por operaciones de los bancos, solicitudes de apoyo por desempleo y cupones de alimentos.

Hace tan sólo unos días, Obama se expresó a favor de recortar 17.000 millones de dólares en financiamiento de programas duplicados o inútiles para el presupuesto del año que viene. La erosión del déficit anunciado el lunes es cinco veces mayor que esos supuestos ahorros.

Para este año, el gobierno planea pedir prestado 46 centavos por cada dólar que gasta bajo el plan de la administración. En el 2010, tomaría prestados 35 centavos por cada dólar gastado.

"Los déficits... se deben en gran parte a la crisis económica que heredó este gobierno", señaló el lunes Peter Orszag, director de presupuestos, en un blog.

Los números rojos fueron anunciados a medida que la Casa Blanca se prepara para adoptar su presupuesto de 3,6 billones de dólares para el 2010 y le añade detalles de última hora sobre propuestas fiscales e ideas para ahorrar dinero en el sector de los seguros de salud.


Acerca del Autor