Ombudsman alerta sobre presencia de grupos armados en su ciudad

    0
    88

     Bogotá, Colombia | AFP | miércoles 02/05/2018 – Los habitantes y los activistas de una barriada pobre de Bogotá están en riesgo por la presencia de grupos armados ilegales, advirtió este miércoles la Defensoría del Pueblo (ombudsman).

    «Dicho escenario afecta especialmente a adolescentes y jóvenes en condición de alta vulnerabilidad socieconómica – entre estos población afrocolombiana; poblaciones socialmente estigmatizadas; así como líderes y lideresas sociales, quienes han sido objeto de múltiples amenazas contra su vida», indicó la entidad que vela por los derechos humanos en el país.

    La Defensoría aseguró en un boletín enviado al ministerio del Interior que en cinco barrios de la localidad de Ciudad Bolívar, una de las más pobres de la capital, existe presencia de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia -el brazo armado del Clan del Golfo, la principal banda criminal del país-, Los Rastrojos y las Águilas Negras.

    Esas tres organizaciones surgieron tras la desmovilización de los grupos paramilitares de ultraderecha en 2006.

    Además, también hay miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el último grupo rebelde reconocido por el gobierno, y «posibles milicias vinculadas» a las disidencias de las FARC, la otrora guerrilla comunista que el año pasado se desarmó y transformó en partido político.

    Expertos y autoridades coinciden en que estas organizaciones tienen vínculos con el narcotráfico y la minería ilegal.

    En Ciudad Bolívar, una de las zonas más peligrosas de Bogotá, el ombudsman también reportó ataques contra la fuerza pública, docenas de asesinatos y amenazas a miembros del partido de la FARC.

    «Todos estos hechos han desembocado en desplazamientos forzados y en amenazas y extorsiones», declaró a la prensa el defensor delegado Mauricio Redondo.

    Redondo recomendó a las autoridades reforzar la presencia policial en la localidad para evitar que estos grupos recluten menores y expandan su área de influencia.

    Por su parte, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, dijo que las autoridades de la ciudad, el Ejército y la Policía no tienen conocimiento de la presencia de esas organizaciones en la ciudad.

    «No tenemos ninguna información como esta», aseguró a periodistas el mandatario, quien pidió a la Defensoría que traslade la información a las autoridades capitalinas.

    Colombia, el principal productor de cocaína, vive hace medio siglo un conflicto armado que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcotraficantes, con un saldo de unos ocho millones de víctimas entre muertos, desplazados y desaparecidos.

    dl/raa/llu