Correa dice aceptar nueva disculpa de Uribe por bombardeo

0
314

QUITO (AP) — El presidente Rafael Correa dijo el sábado que acepta las disculpas ofrecidas en la víspera por su colega colombiano Alvaro Uribe por el bombardeo de marzo del 2008, pero condicionó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas al cumplimiento de los compromisos adquiridos en República Dominicana, durante la reunión del Grupo de Río.

Correa explico que «hay una serie de compromisos que el presidente Uribe adquirió y no ha cumplido», como la entrega de los videos del bombardeo a la Organización de Estados Americanos (OEA), el envío de los discos duros de las supuestas computadoras de Reyes y dejar de vincular a su gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Añadió que una vez que esas condiciones se hayan dado «sentémonos a dialogar. Yo nunca podré darle un abrazo fraternal a quien bombardeó mi Patria, pero como caballero si podré estrechar la mano al representante de un pueblo hermano».

«Conversemos para reanudar las relaciones… pero siempre dije que no vamos a reparar esto sin justicia ni dignidad», agregó.

El mandatario colombiano afirmó el viernes durante una asamblea de industriales colombianos en Medellín, que sobre el «tema de nuestra incursión a la selva ecuatoriana en este bombardeo contra (el jefe rebelde Raúl) Reyes, yo les pido perdón por eso».

Correa aspiró a que «ojalá (Uribe) no le tenga que pedir también perdón a Sudamérica aceptando bases extranjeras en Colombia», por considerar que el hecho «afecta a toda la región».

Sobre la política de fortalecimiento de las fuerzas armadas que incluye la adquisición de equipamiento señaló que «nosotros nos preparamos para la paz, no para la guerra», pero «que nadie se engañe: tenemos que tener capacidad para defender nuestro territorio. Peor aún con la inestabilidad que existe en la región», agregó.

Ecuador rompió sus relaciones diplomáticas con Colombia el tres de marzo, tras el ataque militar a un campamento guerrillero instalado clandestinamente en territorio ecuatoriano y en el que murió Reyes y otras 25 personas.