Conferencia sobre Salud Urbana estudia importancia de participación comunitaria para reducir la desigualdad en servicios de salud

0
500

Por Selma Betancourt.

Nueva York, NY – Mientras a través de la nación se continúa debatiendo la controvertida reforma de salud, más de 250 médicos, enfermeras, trabajadores sociales y otros profesionales médicos y líderes comunitarios se reunieron en Nueva York para continuar estudiando las formas de eliminar la disparidad que existe en los servicios de la salud que se prestan a los grupos minoritarios. La Octava Conferencia Sobre la Salud Urbana, auspiciada por la Corporación de Salud y Hospitales (HHC, por sus siglas en inglés) y la red de servicios de salud Generations Northern Manhattan Health Network (GNMHN) el jueves y viernes, 11 y 12 de junio en el Jumeirah Essex House en Manhattan, presentó estrategias innovadoras para reducir la disparidad en el área de salud entre las poblaciones más vulnerables.

«Las comunidades minoritarias, los pobres, personas sin o poco seguro de salud, y los nuevos inmigrantes tienden a sufrir en forma desproporcionada de enfermedades que se pueden evitar o curar si se atienden a tiempo”, dijo Alan D. Avilés, Presidente de HHC. «Es fundamental que los médicos, enfermeras, trabajadores sociales y otros proveedores de cuidados de salud se reúnan para compartir las mejores prácticas clínicas y desarrollar estrategias para una mejor atención a estas poblaciones vulnerables y mejorar la salud general de la comunidad».

No faltó en la conferencia la representación de Washington, D.C., con un mensaje de la Casa Blanca en torno a la reforma de salud. Caya B. Lewis, Directora de Política Pública en la Oficina federal de Reforma de Salud y oradora principal de la actividad, habló sobre las prioridades de la política de salud de la administración de Obama y los avances que se han logrado al promover propuestas que tienen un impacto en el acceso y la calidad del cuidado de salud. Ella dijo, «El presidente Obama se ha comprometido a apoyar una reforma de salud que reduzca los gastos de las familias, las empresas y el gobierno; que permita que las personas puedan elegir sus médicos, hospitales y plan de salud, y que asegure un plan de salud accesible y de calidad para todos los estadounidenses. Debemos actuar este año para conseguir una reforma de salud. »

José R. Sánchez, vicepresidente de GNMHN y director ejecutivo del Hospital Lincoln señaló, «De acuerdo con la dirección estratégica de HHC, estamos abordando de manera activa el problema de la desigualdad en los servicios de salud y los resultados han sido notables. En esta conferencia, estamos compartiendo modelos de estrategias de intervención y las prácticas que han sido más efectivas para mejorar la atención al paciente entre las comunidades que servimos en el sur del Bronx, y los sectores del Centro y Norte de Harlem.

En su discurso, el Dr. Robert Otto Valdez, Director Ejecutivo del Centro de Política de Salud de la Fundación Robert Wood Johnson, destacó que los profesionales de la salud tienen que identificar las causas del estrés social, económico y ambiental que tienden a exacerbar los riesgos de enfermedad y dolencias. «Para poder prevenir la muerte prematura y enfermedades crónicas en la población urbana de bajos ingresos se requiere que los profesionales de la salud colaboren con las comunidades menos privilegiadas».

José R. Sánchez, abordó la necesidad imperiosa de mejorar la concientización cultural y la diversidad en hospitales y clínicas para mejorar el acceso y la calidad de la atención médica a las poblaciones pobres y minoritarias en Nueva York. Sánchez afirmó, “En la ciudad de Nueva York, donde aproximadamente el 63% de la población pertenece a un grupo minoritario y se hablan 170 idiomas, es fundamental que comencemos a invertir en una fuerza laboral culturalmente competente que sea capaz de satisfacer las crecientes necesidades de una ciudad que sigue atravesando por cambios demográficos”.

El trabajo de investigación médica y la participación de la comunidad en los estudios científicos fue otro tema que se debatió en la conferencia. El Dr. Balavenkatesh Kanna, MPH, FACP, del Departamento de Medicina Interna del Hospital Lincoln, dijo: «En las últimas dos décadas, se han producido enormes avances en las investigaciones médicas, pero una gran parte de estos avances aún no se han adoptado plenamente en la práctica de la medicina diaria. Los resultados de las investigaciones requieren pruebas en las comunidades, uso de metodología científica y participación comunitaria. Esta es una meta importante de la comunidad científica y de las poblaciones minoritarias que sufren disparidades en la salud».

John M. Palmer, PhD, Director Ejecutivo del Centro Hospitalario de Harlem y de REnaissance Health Care Network, presidió el panel sobre «Participación de Líderes Comunitarios en el Campo de la Salud», donde se estudió la estructura básica de los programas de salud en la comunidad. Señalo el Dr. Palmer, «Al estudiar el desarrollo y la participación de las organizaciones comunitarias, incluyendo el liderazgo y grupos de ayuda, lograremos conseguir su apoyo para desarrollar los programas de salud existentes.»

A cargo del panel que discutió los problemas de salud mental estuvo Wanda E. Santaella, LCSW, Directora del Departamento de Trabajo Social, y Guía Espiritual del Hospital Lincoln, recordó cómo la Ley de Salud Mental Comunitaria fuera promulgada hace cuarenta y seis años prometiendo ampliar la gama de servicios y permitir que los enfermos mentales pudieran vivir y recibir tratamiento en sus comunidades.» Todavía nos queda mucho camino por recorrer para cumplir esta promesa,» dijo la Sra. Santaella.

En la presentación sobre la prevención de derrames cerebrales, Olajide Williams, MD, MS, Director Asociado del Departamento de Neurología del Hospital de Harlem, examinó los obstáculos a la educación y prevención de un derrame cerebral y exploró estrategias para superar esos obstáculos. Él dijo, «Necesitamos innovaciones en el cuidado de salud que sean tanto prácticas como sostenibles y que aborden las disparidades en el área de neurología.

Cómo mejorar la salud de la mujer en las grandes urbes del país, fue otro interesante tema que salio a relucir durante la conferencia. El Dr. Ray Mercado, del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Lincoln, se refirió a las dificultades de la obesidad y las complicaciones relacionadas con el embarazo en mujeres obesas. Dr. Mercado, declaró: «Aunque la investigación permite conocer con mayor detalle el problema, las estrategias eficaces para invertir esta tendencia debe centrarse en trabajar con el paciente y la comunidad para entender la interacción de factores que contribuyen a la obesidad, así como la promoción de políticas públicas eficaces para reducir su alta incidencia «.

Una vez más, la Conferencia Anual sobre Salud Urbana y las disparidades en la prestación de servicios de salubridad le ofreció la oportunidad a los profesionales de la salud y promotores de estrategias a nivel local y nacional de intercambiar ideas y compartir las mejores prácticas sobre cómo abordar de manera eficaz la crisis nacional de salud.