Colombia: relaciones exteriores son competencia del gobierno

0
375
"/>

BOGOTA (AP) —Ante gestiones de políticos colombianos frente al gobierno venezolano, Bogotá recordó que el manejo de las relaciones exteriores es un asunto «exclusivo» del jefe de Estado y de su canciller.

«La Constitución Nacional es expresa: las relaciones exteriores son de exclusiva competencia del señor presidente de la república y el canciller», dijo el Ministerio del Interior colombiano en un comunicado divulgado poco antes de la medianoche del viernes.

El comunicado no mencionó nombres, pero el presidente venezolano Hugo Chávez se reunió el jueves con el ex mandatario colombiano Ernesto Samper (1994-1998) y la víspera con la senadora Piedad Córdoba.

El comunicado del gobierno de Bogotá insistió en que «ningún funcionario de nivel nacional, departamental, municipal o local podrá adelantar gestión que viole este precepto constitucional» de que las relaciones exteriores son jurisdicción de la cancillería y del presidente.

Tras los encuentros con la senadora Córdoba, Chávez anunció la madrugada del sábado el retorno de su embajador Gustavo Márquez a Bogotá y su disposición de encontrarse con representantes de diversos sectores políticos, sociales y empresariales de Colombia en procura de aliviar las tensiones surgidas a fines de julio.

Posteriormente, en una entrevista desde Caracas con la televisora colombiana RCN, Chávez dijo que su intención no es dejar «indefinidamente» a su embajador en la capital venezolana, sino sólo «por pocos días».

Sin embargo ratificó, «seguiremos revisando las relaciones en todos los ámbitos» con Colombia y las que había declarado como «congeladas» el pasado 28 de julio, cuando retiró a su embajador en Bogotá.

Mantuvo sus críticas a las negociaciones de Bogotá con Washington para permitir el uso por parte de militares estadounidenses de bases en esta nación andina.

«Nosotros no le estamos diciendo a Colombia lo que tiene que hacer en su territorio, el gobierno de (Alvaro) Uribe es libre de hacer en su territorio lo que quiera… pero nosotros tenemos derecho a alertar, que es lo que estamos haciendo», señaló.

Venezuela mantiene que tal presencia estadounidense es una amenaza a su seguridad nacional.

A su regreso de Caracas, la senadora Córdoba dijo en una conferencia de prensa que el próximo miércoles en Caracas el mandatario venezolano recibirá a una delegación de empresarios colombianos, quienes han expresado su temor de que los impasses diplomáticos les hagan perder su segundo mercado de exportación, después de Estados Unidos.

La senadora no indicó quiénes integrarían esa delegación empresarial y desestimó las críticas de Bogotá en torno a sus gestiones en Caracas asegurando que tenía el deber y el derecho como ciudadana y representante de la sociedad civil de buscar «caminos de paz».

Dijo además que discutió con Chávez la creación de una «base de paz» en el Arauca venezolano, en zona de frontera, y que igual idea la discutiría el lunes en Quito al presidente Rafael Correa, con quien aspira a reunirse ese día.

Las llamadas bases de paz –que en el caso ecuatoriano estaría en Sucumbíos, en la frontera con Colombia– son «la contrapropuesta metafórica» a la negociación de Bogotá con Washington para el uso de bases, dijo la senadora. En esos locales de Arauca y Sucumbíos se hablarían de cómo mejorar las relaciones entre los países y se promoverían intercambios culturales, agregó la legisladora advirtiendo que era una propuesta todavía «en borrador» y por lo tanto no podía dar precisiones.

Córdoba dijo también que ya estaban en Bogotá –pero que aún faltaba finiquitar detalles para su entrega a los parientes– pruebas de vida de secuestrados en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a las que por lo demás instó a considerar la liberación unilateral de todos los rehenes en su poder, al menos 24 militares y policías, algunos de ellos con más de una década de cautiverio.