Colombia: «Kid Pambelé» con problemas físicos y mentales

0
403

Por JAIRO ANCHIQUE

BOGOTA — El ex campeón mundial de boxeo Antonio Cervantes se encuentra muy deteriorado física y mentalmente, según los médicos y su familia.

El ex rey de la categoría junior welter está desnutrido, se recupera de una herida infectada en un brazo y es tratado por una crisis psicótica luego que recayó en el consumo de alcohol y narcóticos, según precisó la clínica psiquiátrica Simón Santander de Cartagena donde fue recluido el viernes por la noche.

«Kid Pambelé», de 63 años, está en manos de los psiquiatras Ricardo Haydar Ghisays y Candelaria Rambal y lo someten a un tratamiento para fármacodependientes.

«Sus neuronas están muy deterioradas y hace crisis como si fuera un bebé o una persona con problemas de retardo mental», explicó a los medios la directora de la clínica María Margarita Palacio.

La herida en el antebrazo izquierdo de cuatro centímetros de largo y dos de profundidad supuestamente la sufrió en Barranquilla durante una riña.

Esther Julia Cervantes, hermana del primer boxeador colombiano que conquistó una corona mundial, confía que permanezca en la clínica un buen tiempo.

«Antonio ha mejorado un poco, esperamos que lo sometan a un largo tratamiento para procurar su recuperación», manifestó el martes Esther Julia en una entrevista telefónica con AP.

Esther Julia se había quejado el lunes de la mala vida de su hermano.

«Su vida es terrible, cuando recae es muy difícil vivir a su lado, el comportamiento es muy feo», subrayó.

El boxeador José Antonio, el menor de los 11 hijos de Cervantes, también desea que permanezca en la clínica.

«Mis otros hermanos quieren que lo dejemos suelto en la calle, yo les digo que no, así sea amarrado en un burro me lo llevaré para un lugar donde no le haga daño a nadie», declaró José Antonio al matutino El Heraldo de Barranquilla.

Cervantes goza de una pensión del Instituto Colombiano de Deporte y cuando está bien ocasionalmente vende libros.

Los venezolanos Ramiro Machado, en calidad de empresario, y Melquíades «Tabaquito» Sáenz, como entrenador, lo guiaron en su época de gloria que comenzó cuando en 1972 derrotó al panameño Alfonso «Pepermint» Frazer y se apoderó de la corona de los junior welter. La defendió en 10 ocasiones durante tres años.

El puertorriqueño Wilfredo Benítez lo venció en 1975 y recuperó el cetro tres años más tarde tras ganarle al argentino Carlos María Jiménez.

Aaron Pryor acabó con la carrera de «Kid Pambelé» en julio de 1980.

Agencia AP.