Colombia: con Moncayo libre sigue incertidumbre por rehén

0
428

Por LUISA FERNANDA CUELLAR

BOGOTA (AP) — Tras la liberación el martes del sargento viceprimero del ejército Pablo Emilio Moncayo, la familia del también sargento viceprimero Libio José Martínez mantiene la incertidumbre sobre cuándo será liberado el soldado, también cautivo por más de 12 años.

Sin embargo, afirmaron que «las esperanzas siguen y tenemos que seguir luchando», indicó Fanny Martínez, prima de Libio José.

Claman además por el pronto regreso de un padre que aún no conoce a su hijo de 12 años, Johan Steven, y a quien no conoció porque nació estando ya en cautiverio.

Martínez, al igual que Moncayo, cayó en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el 21 de diciembre de 1997, cuando los insurgentes atacaron un remoto puesto de comunicaciones del ejército en la zona de la montaña de Patascoy, en el departamento de Nariño, al suroeste del país.

Tres meses después del secuestro, en marzo de 1998, nació el hijo de Martínez, quien en compañía de Fanny Martínez, prima de Libio, ha asumido la lucha por el regreso del militar, actualmente de 33 años.

«Nosotros hemos estado en todas partes, en las marchas, a donde nos han llamado, allá hemos llegado», afirmó la prima en entrevista telefónica.

En «los 12 años (de cautiverio) no hemos dormido tranquilos. Para nosotros no hay fiestas, no hay nada porque siempre está la imagen de ese ser querido que se encuentra privado de su libertad», agregó.

Los padres de Martínez son campesinos ancianos que mantienen poco o ningún contacto con la prensa y delegaron en Fanny la vocería de la familia, según explicó la mujer, de 48 años.

La liberación de Moncayo, según la congresista Piedad Córdoba, quien ha sido la gestora de estas entregas, sería la última que los rebeldes hacen de manera unilateral. Plantean, en cambio, según la parlamentaria, realizar un canje de rehenes por la excarcelación de guerrilleros presos en cárceles colombianas.

«En cuanto a lo que dijo la señora Piedad Córdoba, de que ya no se iba a hacer más entregas y que tenían que llegar al acuerdo humanitario (para lograr la liberación), eso lo venimos pidiendo hace años, prácticamente…los que llevan Libio y Moncayo de secuestro», aseguró Martínez.

Frente a esa posibilidad el gobierno del presidente Alvaro Uribe ha expresado en múltiples ocasiones que si bien no está descartado un canje de prisioneros, éste debe cumplir con la condición de que los excarcelados no retornen a las filas de la insurgencia.