CIDH condena violencia en Perú; OEA hará sesión el martes

0
332

WASHINGTON (AP) — La OEA convocó para el martes una sesión de embajadores para escuchar un informe sobre la violencia contra indígenas en Perú, hechos que a su vez fueron «condenados enérgicamente» por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH, que es un órgano autónomo de la OEA, formuló «un llamado a las partes a promover un proceso de diálogo para la búsqueda de una solución que respete los derechos humanos».

La sesión del Consejo Permanente, conformado por los embajadores de los 34 estados miembros, fue convocada por su presidente Graeme C.Clark, representante de Canadá, para «recibir información de la Misión Permanente del Perú sobre los trágicos sucesos acaecidos recientemente en la localidad amazónica de Bagua».

En una declaración, la Comisión dijo que era importante «adoptar mecanismos para evitar el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes públicos en marchas y manifestaciones de protesta».

«La criminalización de la legítima movilización y protesta social, sea a través de represión directa a los manifestantes, o a través de investigación y proceso criminal, es incompatible con una sociedad democrática donde las personas tienen el derecho de manifestar su opinión».

Por lo menos 30 personas habrían muerto y otras habrían resultado heridas, incluyendo líderes indígenas y miembros de las fuerzas de seguridad, como resultado de un operativo de la Policía Nacional del Perú para dispersar el bloqueo que grupos indígenas mantenían en la carretera de acceso a la ciudad de Bagua, dijo la CIDH.

El acto de protesta había sido organizado por pueblos indígenas de la Amazonía peruana tras la adopción de decretos legislativos que afectarían el derecho de propiedad sobre sus tierras y territorios, agregó.

«La CIDH recuerda al estado su obligación de esclarecer judicialmente estos hechos de violencia y reparar sus consecuencias», dijo.

Varios grupos de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos han expresado también su protesta por la represión de las autoridades peruanas contra los indígenas.