China reprime recordación de aniversario de Tiananmen

0
380

Por CHRISTOPHER BODEEN

BEIJING — Las autoridades chinas bloquearon el martes redes sociales de la internet como Twitter y Flickr, luego de expulsar a disidentes de Beijing cuando faltan dos días para el 20 aniversario de las protestas a favor de la democracia de la Plaza Tiananmen.

Por otra parte, el dirigente estudiantil exiliado Chai Ling, en una inusual declaración pública anticipando el aniversario de la sangrienta represión, reclamó la libertad de presos políticos, una investigación independiente de los sucesos y que se permita el regreso de los activistas estudiantiles.

«La actual generación de líderes que no son responsables deberían tener el valor de anular los veredictos» derivados de las protestas, dijo Chai en una declaración difundida por el Centro de Información por los Derechos Humanos y la Democracia, con sede en Hong Kong.

Las autoridades chinas nunca permitieron una investigación independiente de la matanza de posiblemente miles de estudiantes, activistas y ciudadanos comunes por las fuerzas armadas. El tema sigue siendo tabú en China continental, donde las autoridades responden a las preguntas sobre Tiananmen con declaraciones acerca del progreso y la prosperidad del país desde entonces.

«El partido y el gobierno llegaron hace mucho tiempo a una conclusión acerca del incidente político que tuvo lugar a fines de los 80 y sucesos afines», dijo el vocero de la cancillería, Qin Gang, en una conferencia de prensa habitual.

El gobierno llama las protestas motines «contrarrevolucionarios.

Las autoridades encargadas de vigilar la internet bloquearon centros de mensajes en más de 6.000 sitios de universidades, aparentemente para impedir toda discusión sobre los sucesos de 1989, dijo el grupo con sede en Hong Kong.

Wu Gaoxing, un educador retirado de unos 60 años, fue detenido el sábado en su casa en la ciudad oriental de Taizhou, poco después de la publicación de una carta que firmó junto con otras personas en la que se quejaban sobre la discriminación económica contra los disidentes, informó en un comunicado de prensa la organización Derechos Humanos en China, con sede en Nueva York.

La carta estaba dirigida al presidente Hu Jintao y otros cuatro importantes líderes comunistas e indicaba que los ex prisioneros no pueden encontrar trabajos estables y no cuentan con servicios de salud ni pensiones.

«Si nos enfermamos sólo podemos esperar a morir y todo esto es porque hace 20 años recibimos una sentencia por motivos políticos», decía la carta. La organización por los derechos humanos publicó la carta en internet a petición de Wu y también presentó una traducción al inglés.

Las autoridades han aumentado la vigilancia a los disidentes cerca del aniversario de la represión militar de las protestas en la plaza de Tiananmen, en la que se presume murieron miles de estudiantes, activistas y ciudadanos.

El gobierno nunca ha permitido que se realice una investigación independiente al respecto ni ha presentado un informe completo sobre sus operaciones, incluso la represión es un tema prohibido entre la sociedad china.

Wu fue uno de los cientos de detenidos durante la operación y fue sentenciado a dos años por apoyar a los manifestantes. Organizaciones extranjeras estiman que aún hay 30 hombres presos por cargos relacionados a las protestas.