Chile: pacto oficialismo-comunistas contra exclusión política

0
308

Por EVA VERGARA

SANTIAGO DE CHILE — El oficialismo firmó el lunes un pacto con el Partido Comunista y con otras pequeñas agrupaciones para poner fin a la exclusión política que dejó a la izquierda fuera del congreso, en virtud de una ley electoral legada por la pasada dictadura militar.

El «Acuerdo Democrático contra la Exclusión» establece que la izquierda, agrupada en el movimiento Juntos Podemos Más, competirá con el apoyo oficialista en siete de 120 distritos para los comicios parlamentarios del 13 de diciembre. En esa fecha también habrá elección presidencial.

Comunistas y militantes del pequeño partido Izquierda Cristiana apoyarán, a su vez, a los aspirantes oficialistas. También es probable que, como en elecciones anteriores, apoyen en segunda vuelta al candidato presidencial oficialista.

Este es el primer pacto en 20 años del retorno a la democracia que busca terminar con la exclusión de los comunistas e izquierdistas que el régimen del fallecido general Augusto Pinochet (1973-1990) consagró en la Ley Electoral que establece un sistema binominal que, en la práctica, margina del congreso a todas las fuerzas pequeñas y consagra dos grandes bloques.

La oposición derechista rechazó en varias ocasiones un proyecto oficialista para modificar el sistema binominal.

A la firma del pacto en un céntrico hotel acudieron líderes partidarios y los candidatos presidenciales del oficialismo, el ex presidente demócrata cristiano Eduardo Frei Ruiz-Tagle, y el aspirante del Juntos Podemos Más, el ex ministro y ex militante socialista Jorge Arrate.

Los humanistas se excluyeron del acuerdo porque no obtuvieron el distrito que pedían durante las negociaciones.

Frei dijo que «este es un día histórico, porque iniciamos un camino para terminar con la exclusión política y social».

Frei agregó que «aquí estamos trabajando para el futuro, todos los que representamos a las fuerzas progresistas de Chile, para construir un gobierno en el bicentenario que sea capaz de hacerse cargo de las demandas que tiene nuestro pueblo hoy día».

Arrate dijo que se trata de un acuerdo «instrumental para que se abra la posibilidad de perforar el sistema binominal que ha dejado afuera durante 19 años a fuerzas políticas, que si hubiera un sistema proporcional, tendrían mucho más que cuatro o dos diputados».

Agregó que, sin embargo, mantienen sus diferencias con los cuatro partidos oficialistas: socialistas, radicales-socialdemócratas, demócrata cristianos y Partido Por la Democracia, de centro-izquierda.

«Somos distintos, queremos proponer una opción de izquierda a Chile en el tiempo que viene», añadió.