Chicago enmudece al perder la votación olímpica

0
263

Por DEANNA BELLANDI

CHICAGO — Los residentes de Chicago quedaron estupefactos el viernes al saber que el Comité Olímpico Internacional (COI) descartó con rapidez su ciudad para albergar los Juegos Olímpicos de 2016, eliminándola en la primera ronda de votación.

El desconcierto dominó por toda la ciudad — desde el South Side hasta Wringleyville — al conocerse que Chicago ni siquiera llegó a ser considerada como una de las dos finalistas a ser la sede de las Olimpiadas.

Nadie lo esperaba.

«Me quedé estupefacto. Estaba decepcionado. No me lo podía creer», dijo el alcalde Richard Daley, quien ni siquiera tuvo tiempo de llegar a la ceremonia de votación en Copenhague antes de que el comité rechazara a Chicago para acabar escogiendo a Río de Janeiro.

El alcalde de 67 años, quien pasó tres años promocionando los Juegos Olímpicos como una oportunidad para Chicago, dijo que otro intento no es probable.

«Si se realizan en nuestro hemisferio se escogerán en otro lugar», señaló.

Daley había dicho que las Olimpiadas generarían nuevos puestos de trabajo en la construcción y otros sectores y que atraerían dinero federal para ayudar a arreglar el sistema de transporte público, el cual necesita una renovación de 10.000 millones de dólares.

«Esperaba que esto impulsaría la economía de Chicago, y ahora siento que estoy aún más lejos de encontrar un trabajo», lamentó Vince Mónaco, un desempleado de 35 años. «Nos descartaron en la primera ronda de votación así que creo que a alguien en el comité no le gusta Estados Unidos».

Miles de personas reunidas en el centro de Chicago enmudecieron el viernes después de enterarse de la decisión del comité a través de gigantes pantallas de televisión colocadas en Daley Plaza. Muchos tenían esperanzas de que Chicago sería escogida debido a que es la ciudad natal del recientemente escogido presidente estadounidense Barack Obama.

Kaite Suitor, una trabajadora social de 28 años, ya se había apuntado como voluntaria para ayudar en la celebración deportiva de carácter mundial.

«Tenía ganas de que viniera el mundo y viera lo increíble que es Chicago», dijo.