Cero muertos y cero heridos al cumplirse dos semanas de cese al fuego y de hostilidades, resaltó el Jefe del Estado

0
263

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, resaltó este lunes que no hubo muertos ni heridos en el territorio nacional, entre militares, soldados y policías, al cumplirse la segunda semana del cese al fuego y de hostilidades iniciado el mes pasado.

Durante la activación del componente gubernamental del Mecanismo Tripartito de Verificación, efectuada en la Casa de Nariño,  el Jefe del Estado manifestó que “cada día que vivimos sin conflicto armado podemos sentir  este cambio extraordinario que trae para nuestro país el Acuerdo de Paz”.

Explicó que “del 5 al 11 de septiembre  del 2010  hubo 23 muertos y 19 heridos entre civiles, soldados y policías,  y también guerrilleros por cuenta del conflicto con las Farc”, mientras que “en esta última semana, nuevamente repetimos cero. Cero muertos, cero heridos entre civiles soldados, policías”.

“En los  15 días que llevamos desde que se inició el cese al fuego bilateral y definitivo con las Farc hemos evitado, al compararse con el mismo periodo del año 2010, 28 muertos y 25 heridos. Son 53 familias que no sufrieron el dolor y la angustia que trae la guerra” expresó el Mandatario.

Subrayó que “poner fin a esta angustia, a las tragedias que trae el conflicto,  es la razón de ser de este Acuerdo de Paz firmado el pasado 24 de agosto”.

“Para que no haya más muertos, para que no haya más mutilados, para que por fin los desplazados puedan volver a sus hogares”, agregó.

El Presidente señaló que “hoy, dos semanas después de iniciado el cese al fuego bilateral y definitivo,  podemos ver cada vez con mayor claridad lo que es vivir en un país sin conflicto,   un país normal”.

“Por eso me complace muchísimo haber logrado dar este paso tan importante que dimos hoy activando estas unidades que serán primordiales en las próximas semanas, en los próximos meses, para que esta tranquilidad que estamos todos sintiendo se vuelva permanente y podamos dejarles a nuestros hijos y a nuestros nietos ese país normal, ese país tranquilo, ese país en paz con el cual todos (…)  hemos soñado durante tanto tiempo”, concluyó.