Capturan a 11 presuntos rebeldes de las FARC

0
444

BOGOTA — La policía detuvo a 11 presuntos guerrilleros de uno de frentes más activos de las FARC, sindicados de haber tomado parte en distintos ataques en los que murieron más de 40 uniformados, dijeron el lunes las autoridades.

Las capturas se produjeron en distintos operativos entre el sábado y el domingo en la zona de La Julia y en la Uribe, dos poblados del departamento de Meta, a unos 150 kilómetros al sur de Bogotá, indicó el coronel Jaime Vega, subdirector de la Dirección de Policía Judicial (Dijin), en una conferencia de prensa en la sede policial.

Indicó que se logró llegar a los 11 presuntos rebeldes, siete hombres y cuatro mujeres, tras ocho meses de investigaciones de inteligencia sobre las operaciones del frente 40 o «Jacobo Arenas» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que tradicionalmente ha operado en la región del Meta.

Entre los capturados, presentados en la jornada ante los reporteros en la sede de la Dijin, figuran el miliciano Héctor Hernán Sánchez Gómez, alias «Hernán, y José Alfredo García Gutiérrez, dos mandos medios del frente 40, aseguró el oficial.

Sánchez Gómez es sobrino de Henry Castellanos, alias «Romaña, un reconocido comandante de frente de las FARC, y quien en los años 90 se hizo conocido por realizar secuestros masivos en carreteras.

«El sobrino de Romaña era uno de los milicianos de mayor confianza, por su cercanía (al comandante rebelde) y era el encargado de hacer inteligencia…también (del) suministro de víveres y medicamentos para el frente 40 de las FARC», aseguró el directivo policial.

Todos los detenidos, dijo el coronel Vega, fueron puestos a la disposición de la Fiscalía General que les tenía investigaciones pendientes por delitos como concierto para delinquir con fines terroristas y rebelión.

De acuerdo con Vega, el frente 40 de las FARC fue el responsable de ataques como el realizado en agosto de 1998 a un puesto policial y base militar en la Uribe, donde murieron 33 agentes policiales y ocho más fueron retenidos por los guerrilleros. También se le atribuyó al mismo frente rebelde una emboscada en diciembre del 2006 a una patrulla del ejército y en la que murieron 15 soldados.