Capturado en Grecia el asesino de niña violada en Bogotá en 2004

0
445

Se trata de de Rudy Alonso Suárez Corrales, quien era buscado por las autoridades por el crimen de Jeny Katherine Huertas Vanegas, de 9 años, en un caso que conmocionó a la ciudad.

El director del DAS, Felipe Muñoz anunciará en los próximos minutos detalles de la detención de esta persona por parte de la Policía Internacional (Interpol), después de un seguimiento de varios meses.

La niña Katherine se convirtió en símbolo de la cruzada de la concejala de Bogotá Gilma Jiménez para promover el referendo para sancionar con la cadena perpetua a los violadores de menores.

Suárez fue condenado por el juzgado 39 de Bogotá a 40 años de prisión «por los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo acceso carnal violento agravado»

De acuerdo con la sentencia, la menor «fue sometida por este sujeto durante toda la tarde a todo tipo de atrocidades contra su integridad, hasta llegar a quitarle la vida».

Suárez también fue condenado a pagar 247 millones de pesos por perjuicios morales y quedó inhabilitado para ejercer derechos y funciones públicas por 20 años.

Los hechos

Los hechos se registraron el 5 de diciembre de 2004 en el sector de la calle 26 con avenida Ciudad de Cali, en la localidad de Engativá.

«La niña acompañaba a su mamá, doña Natividad, a vender pinchos y arepas al lado de las canchas de fútbol y una de paint ball, que administraba Suárez Corrales, quien aprovechaba la situación de la familia para darle unas moneda a la pequeña por cada bola de pintura sin estallar que recogía en los pastizales», señala un relato del caso publicado en la página del Concejo de Bogotá.

«Entre las 12:30 y la 1:30 de la tarde, la pequeña desapareció misteriosamente. Comenzó la búsqueda por todo el lugar y solo hasta las 10:30 de la noche los vecinos avisaron que un sujeto lanzó un bulto sobre el humedal del Jaboque. Se hizo el levantamiento. Al día siguiente se aclaró la sospecha: era la pequeña Katerine. Sin embargo cuando el sujeto la lanzó al humedal, el cuerpo no se hundió totalmente, razon por la cual se pudo establecer medianta pruebas de ADN, y gracias a las informaciones suministradas por ciudadanos que el violador y asesino era Suárez Corrales», agrega el relato.

Contra Suárez, la Interpol había expedido una circular roja.