Canciller: diplomáticos venezolanos indocumentados en Honduras

0
351

Por JUAN CARLOS LLORCA

TEGUCIGALPA — El canciller del gobierno de facto en Honduras, Carlos López, aseguró que los diplomáticos venezolanos están en situación de «extranjeros indocumentados».

«Ya no es un problema diplomático, es un problema migratorio de ciudadanos privados que están indocumentados», dijo el canciller a la AP en una entrevista.

La cancillería venezolana ha dicho que no reconoce al actual gobierno, instalado desde el 28 de junio tras el golpe en que fue expulsado a Costa Rica el presidente Manuel Zelaya. Los diplomáticos en Honduras aseguran que no admiten la petición de la actual administración.

Ariel Vargas, el encargado de negocios de la embajada y máximo funcionario allí desde el retiro del embajador tras el golpe, evitó dar comentarios sobre el tema.

Afuera de la embajada permanecen unos 20 activistas, entre ellos algunos ancianos, quienes pretenden impedir un eventual desalojo forzado de los diplomáticos.

López explicó en sus declaraciones el lunes que los diplomáticos venezolanos no ingresaron al país con una visa de turista y al suspenderse su estatus diplomático, quedaron en situación irregular.

El director de migración, el general Nelson Mejía, dijo que «les estamos dando un tiempo prudencial para que arreglen su situación».

Añadió que las autoridades migratorias procederán a expulsarles cuando concluya ese «tiempo prudencial» cuya duración no indicó.

El viernes pasado venció el plazo para que los diplomáticos abandonaran el país, so pena de perder su estatus diplomático.

El gobierno de facto justifica su decisión al decir que ha sido atacado por el presidente Venezolano Hugo Chávez.

Entre los ataques que citó la vicecanciller Lorena Alvarado al anunciar la solicitud de retiro de los diplomáticos la semana pasada están «el ofrecimiento de acciones bélicas y amenazas, los insultos al señor presidente (hondureño de facto, Roberto Micheletti)». Cuando el mandatario venezolano se refiere a Micheletti, le llama Goriletti.

Agencia AP.