El canadiense Cirque du soleil llega a Riad en plena crisis diplomática

0
1
Members of the Canadian circus troop Le Cirque du Soleil perform a show as a part of celebrations of the 88th Saudi National Day at the King Fahad stadium on September 23, 2018 in Riyadh. / AFP PHOTO / FAYEZ NURELDINE

Riad, Arabia Saudita  | lunes 24 – La compañía canadiense Cirque du Soleil puso en pie su primer espectáculo en Arabia Saudita este domingo, una representación que cautivó a los espectadores pese al telón de fondo de la crisis diplomática entre Ottawa y Riad.

El Cirque de Soleil debutó el dia de la fiesta nacional en Riad poco más de un mes después que el gobierno saudita expulsara al embajador canadiense y retirará el suyo en protesta por los pedidos canadienses de liberación de activistas de derechos humanos detenidos en el reino.

AFP PHOTO / FAYEZ NURELDINE

Los artistas escalaron cuerdas, hicieron piruetas en el aire y realizaron un sinnúmero de acrobacias en el estadio del Rey Fahd, en uno de los espectáculos más grandes que la compañía haya realizado en una sola noche.

Más de 80 artistas subieron al escenario vestidos con trajes hechos especialmente para esta función con el fin de respetar las tradiciones del reino ultraconservador, según un comunicado del Cirque du Soleil.

Las tensiones diplomáticas habían puesto en duda la realización del espectáculo, que se había anunciado en abril.

La disputa con Ottawa estalló el 5 de agosto, después de que un tuit de la embajada canadiense en Riad pidiera la “liberación inmediata” de activistas de derechos humanos recientemente encarcelados.

El llamado canadiense había sido calificado de “grave error” por el jefe de la diplomacia saudita, Adel al Jubeir.

El reino saudita había igualmente ordenado a sus estudiantes en Canadá a abandonar sus estudios en las universidades del país para finales de agosto, pero más tarde otorgó una extensión que permitía particularmente a los estudiantes en medicina de permanecer en Canadá hasta el 22 de septiembre.

El día nacional fue celebrado en todo el reino con conciertos y bailes folclóricos, así como con espectáculos de fuegos artificiales en alrededor de 20 ciudades, que involucraron casi un millón de artefactos pirotécnicos, según el Ministerio de Información.

Los principales edificios de Riad se iluminaron de verde –el color de la bandera saudita– mientras que altavoces difundían canciones patrióticas.

AFP PHOTO / FAYEZ NURELDINE

El reino ultraconservador ha comenzado a relajar su estricta regulación sobre las actividades de ocio, y ha autorizado la apertura de salas de cine y conciertos mixtas, corriendo el riesgo de disgustar a su ala más conservadora.

En febrero, las autoridades anunciaron que en 2018 se celebrarían más de 5.000 festivales y conciertos, el doble del año precedente, y que 64 mil millones de dólares se invertirían en en sector del entretenimiento en los próximos diez años.

ac/klm/ple/cn/gg/mb

© Agence France-Presse