Brasil buscará aplacar tensiones sobre bases colombianas

0
372

Por MARCO SIBAJA

BRASILIA — Brasil buscará moderar el tono entre los gobernantes sudamericanos para aliviar las tensiones surgidas por el uso de bases colombianas por militares estadounidenses, dijo el miércoles el portavoz presidencial Marcelo Baumbach.

«Del punto de vista brasileño, será importante que la cumbre de Bariloche sirva para generar un clima de entendimiento y contribuya a aliviar tensiones que tienden a ser magnificadas por la retórica y la polarización», declaró el portavoz del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El encuentro de los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se realizará el viernes en Bariloche, Argentina, y según Baumbach debe arrojar garantías de que acuerdos de cooperación militar, como el negociado entre Colombia y Estados Unidos, no serán utilizados contra países de la región.

Dicho acuerdo permitirá que tropas norteamericanas utilicen bases militares en Colombia para apoyar el combate al narcotráfico y la guerrilla, lo cual generó duras reacciones entre los países del área.

El canciller colombiano Jaime Bermúdez ratificó en Bogotá que en el acuerdo ya existen las garantías expresas «de no intervención en asuntos internos de los terceros estados».

Indicó además que Bogotá espera que en la cumbre se aborde no sólo el acuerdo con Estados Unidos, sino también asuntos como las compras de armas y convenios de cooperación militar de otras naciones de la región.

Colombia va a la reunión de Unasur «con la disposición de discutir todos los temas que pueden ser objeto de preocupación en la región, hemos dicho que es importante que se discuta el tema de la compra de armas a terceros países, el armamentismo que pueda existir en la región», dijo Bermúdez.

Bogotá aspira a que «se discutan los acuerdos de cooperación con otros países, creo que es muy importante que se dé una discusión abierta, completa, clara con todos los temas sin objeción alguna y nos parece que es muy importante que sea abierta a los medios de comunicación» y no un debate presidencial cerrado, agregó el canciller.

Como parte del esfuerzo brasileño por aplacar el clima de aprehensión, Baumbach citó el viaje que realizaron el martes a Quito y Bogotá el ministro de Defensa, Nelson Jobim, y el asesor internacional de Lula, Marco Aurelio Garcia.

«El viaje del ministro Jobim fue realizado para aumentar la cooperación de Brasil con Ecuador y Colombia, para permitir que esa cooperación ayude a aliviar las tensiones entre los dos países», señaló.

Agregó que Jobim y Garcia destacaron la disposición de ambos países de resolver sus diferendos. Las dos naciones están enfrentadas por denuncias de cooperación ecuatoriana con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El portavoz de Lula dijo también que Brasil está dispuesto a que se discutan sus acuerdos con Francia para la compra de submarinos y helicópteros castrenses.

Comentó también que Lula favorece un encuentro de los líderes de la Unasur con el presidente estadounidense Barack Obama con el fin de «superar los resabios de una mentalidad que viene de la guerra fría».

Indicó que ese encuentro iba a celebrarse durante la asamblea general de Naciones Unidas, en setiembre, pero problemas de agenda no se realizará en ese momento. No obstante, aseguró que la cita con Obama con Unasur se realizará próximamente.