Boliviano en España reitera acusación contra su jefe.

0
357

VALENCIA, España — El trabajador boliviano que perdió el brazo izquierdo en un accidente laboral en España reiteró el viernes ante un juzgado que su jefe lo abandonó antes de llegar al hospital, informó la agencia de noticias Europa Press.

Franns Riller, de 33 años, trabajaba en una panificadora del polígono Real de Gandia, en Valencia, cuando el pasado 28 de mayo perdió el brazo cuando se le enganchó en una máquina de amasar.

El viernes, informó Europa Press, Riller ratificó ante el titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 6 de Gandia que su jefe le abandonó antes de llegar al hospital.

Riller prestó declaración algo más de dos horas y afirmó que tras sufrir el accidente, uno de sus dos jefes le subió en el vehículo y le trasladó hasta el hospital y le abandonó algunos metros antes de llegar.

Los jefes del local niegan las acusaciones. Afirman que acompañaron al boliviano hasta el hospital, y que incluso uno de ellos tuvo que ser atendido por un shock emocional.

Riller indicó que se acordaba de lo sucedido porque no llegó a perder la conciencia y denunció que tras el incidente sus jefes le pidieron que no dijera que trabajaba en esa panificadora ni que les conocía.

El juez aceptó la imputación del padre y de la hermana de los dos jefes de la panificadora por lo que les llamará a declarar este mes. Además convocará a declarar a varios testigos en la causa, entre ellos los compañeros del joven inmigrante.

Riller llevaba trabajando en la panificadora algo más de un año y medio, y en el momento del accidente se encontraba amasando 40 kilogramos de harina, cuando se le cayó una bolsa y se le quedó enganchado el brazo izquierdo en la máquina.

Tras el accidente, el joven ingresó en primer lugar al Hospital San Francisco de Borja de Gandia, y luego fue trasladado al Hospital Virgen del Consuelo de Valencia.