Argentina: multitud reza al santo del trabajo por temor a crisis

0
437

Por DEBORA REY

BUENOS AIRES (AP) — Varios cientos de fieles peregrinaban el viernes frente a la imagen de San Cayetano, patrono del trabajo, para rogar por empleo y prosperidad en coincidencia con un fuerte mensaje del papa Benedicto XVI referido a la situación social en Argentina.

El papa alentó a «reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social» en Argentina, con motivo de la colecta «Más por Menos» que se realiza cada año en el país. El mensaje fue difundido en la víspera por la Conferencia Episcopal Argentina y tomó por sorpresa al gobierno de Cristina Fernández.

Cuando la economía ha frenado su marcha tras seis años consecutivos de crecimiento, lo cual ya se percibe en los índices de pobreza y desempleo, una multitud cumplió con la peregrinación que cada 7 de agosto se realiza a la iglesia de San Cayetano, en el barrio de Liniers de esta capital, este año bajo el lema «buscamos justicia, pan y trabajo».

«El lema surgió de los mismos fieles que acuden al santuario. La gente está muy necesitada, con miedo. Necesita sentirse más segura en el sentido de poder tener trabajo digno y que todos tengan y no solamente algunos», explicó a la AP Marcelo Campesi, vicario parroquial de San Cayetano.

Gaetano de Thiene nació en Vicenza, Italia, en octubre de 1480 en el seno de una familia de nobles. Tomo los hábitos a los 36 años para dedicar su vida a los pobres y sufridos. Murió el 7 de agosto de 1547 y esperó más de un siglo hasta que fue santificado como San Cayetano.

Las bajas temperaturas del invierno sudamericano y el temor a la gripe porcina no ahuyentaron a muchos hombres y mujeres de distintas edades, entre los que se cuentan desempleados, obreros y jubilados, que acamparon días antes en los alrededores del santuario para ser los primeros en tocar la imagen del santo y levantar espigas de trigo en señal de agradecimiento por lo que se tiene o para pedir por lo que falta.

«El sacrificio vale la pena. Yo agradezco a Dios tener trabajo. La cosa está muy difícil y uno se aferra a todo para mantener lo que tiene», cuenta Marcelino, de 45 años, sentado en una banca de madera junto a su familia en la hilera de fieles que se extiende por varias cuadras. Un brasero improvisado de lata ayuda al hombre a espantar el frío mientras aguarda el ingreso a la iglesia.

Los primeros signos de retracción económica y aceleración del proceso inflacionario ya evidentes a fines de 2007, pero que se profundizaron al año siguiente, castigaron especialmente a los sectores de bajos recursos y amplió la brecha con los más adinerados.

Según cifras oficiales, en el primer trimestre de 2009 el índice de desocupación afectó al 8,4% de la población de 37 millones contra el 7,3% del último trimeste es un escándalo en nuestro país, con las condiciones que tiene», afirmó el jefe de gabinete de ministros, Aníbal Fernández, quien de todas formas indicó que el mensaje del papa no esconde una crítica y que utilizó términos similares para referirse a otros países.