680 días cumple lío entre Petrobras y un edificio en Bogota.

el edificio esta al norte de la capital colombiana.

0
852

La petrolera está demandada por 56.000 millones de pesos por un grupo de vecinos del edificio Tenerife Real, que en abril de 2010 sufrió una filtración de gasolina hacia su sótano desde la estación de servicio de Petrobras. La gente todavía no vuelve a sus viviendas y el lío sigue sin ser resuelto.

En este punto de la historia, tanto Petrobras como los dueños de Tenerife Real están esperando una última respuesta del juez de tutela, en la que de manera conjunta las Secretarías de Ambiente y de Salud deberán dar sus conceptos técnicos sobre la habitabilidad del edificio.

Esto se debe a que en diciembre de 2011 Petrobras informó que ya las condiciones estaban dadas para que los residentes volvieran a sus viviendas, pero la gente desconfía de los arreglos hechos por Petrobras y por eso decidieron interponer una tutela para no ser obligados a volver a hasta que no se compruebe que sus vidas no corren peligro.

EL LÍO CON PETROBRAS

El problema entre el edificio y Petrobras comenzó el 14 de abril de 2010 cuando un fuerte olor a gasolina alertó a los habitantes del edificio Tenerife Real. De inmediato atribuyeron el inconveniente a su vecino, la bomba Petrobras de Mochuelo y llamaron a los servicios de emergencia.

Al principio nadie sabía quién era el causante, porque el Cantón Norte está muy cerca y tiene también reservas de gasolina.

Mientras los vecinos aseguran que Petrobras siempre ha buscado restarle importancia al problema, la petrolera asegura que ha estado al frente de la solución del mismo y de buscar el bienestar de los vecinos.

Los estudios revelaron que una filtración casi imperceptible en el receptor de gasolina ocasionó que el edificio se convirtiera en una suerte de “dique” del combustible. El lío pudo haberse quedado lejos del conocimiento de residentes y petrolera de no haber sido por una fuerte tormenta que causó que el nivel freático del edificio (agua subterránea) subiera y arrastrara consigo la gasolina, dejando en evidencia el problema.

Por lo pronto y mientras esperan la solución de la demanda, después de varios meses en los que Petrobras decretó la habitabilidad del edificio, los residentes esperan también la respuesta de una demanda interpuesta contra Petrobras en la que buscan ganar el dinero equivalente a los daños físicos, morales y el términos del costo de su vivienda que pueda haberles causado este inconveniente.
Terra.com.co