19 muertos y 20 heridos en motín carcelario en México.

0
333

Por MARK STEVENSON

MEXICO — Un enfrentamiento que estalló el viernes entre internos de una prisión en el norte de México dejó al menos 19 reos muertos y más de 20 heridos, informaron autoridades del norteño estado de Durango.

El enfrentamiento campal entre los reos al parecer involucró a sospechosos de narcotráfico o integrantes de pandillas de crimen organizado.

La vocera del Departamento de Seguridad Pública del estado de Durango, Bárbara Ramírez, indicó que sólo internos —ninguno de los celadores— perdieron la vida en el pleito ocurrido por la tarde en la prisión ubicada en la ciudad de Gómez Palacio, unos 220 kilómetros (135 millas) al sur de la frontera con Estados Unidos.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública estatal, Jorge Torres Castillo indicó en una entrevista con la cadena de televisión Televisa que el pleito «es un una disputa por la hegemonía entre la población penitenciaria» y sugirió que la presencia de sospechosos de narcotráfico y de crimen organizado —que se encuentran encarcelados para enfrentar acusaciones federales en una prisión estatal de baja seguridad— eran los responsables del problema.

«Tenemos el ingreso de un numero importante de internos, de delincuentes relacionados con el crimen organizado (y) lo que sucede afuera, lo que sucede en la calle se reproduce en el interior de las cárceles», indicó Torres Castillo.

«Yo creo que son precisamente los reos federales los que alteran la vida interna del centro, y pues ponen siempre en juego la gobernabilidad del mismo», agregó.

«Sin embargo, no deja de ser una bomba de tiempo el Centro de Readaptación Social (prisión) de Gómez Palacio», expresó Torres Ramírez, quien agregó que la instalación había sido asegurada por las autoridades y que no se informó de ninguna fuga.

Algunos videos del enfrentamiento mostraba la salida de humo de la prisión y se escucharon algunos disparos en momentos en que la policía rodeaba la cárcel.

La violencia por narcotráfico ha cobrado más de 11.000 vidas en México desde que el presidente Vicente Calderón asumió el cargo a finales del 2006 e inició una ofensiva mayúscula en contra de los cárteles de la droga, atestando las prisiones con miles de sospechosos del narcotráfico.