10 cuerpos encontrados del avión de Air France son de brasileños

0
414

Por STAN LEHMAN

SAO PAULO (AP) — Diez de los 50 cuerpos recuperados del vuelo de Air France que se estrelló en el Atlántico hace tres semanas son de víctimas brasileñas, dijeron médicos forenses.

Cinco de los primeros 11 cuerpos fueron identificados como hombres brasileños, otros cinco como mujeres brasileñas y uno como un hombre extranjero, informó en un comunicado el departamento de Seguridad Pública del estado de Pernambuco.

El departamento no reveló la nacionalidad de la víctima número 11.

Expertos usaron registros dentales, huellas dactilares y muestras de ADN para identificar los cadáveres, señaló el comunicado. Los investigadores están examinando todos los restos, escombros y maletas del avión en una base en Recife, capital de Pernambuco.

Las familias de las víctimas brasileñas y la embajada en Brasil del país de origen del extranjero han sido notificadas, pero las identidades de los cuerpos no se darán a conocer de acuerdo con los deseos de los familiares, dijo el comunicado.

El vuelo 447 de Air France cayó al océano tras dejar la costa noreste de Brasil la noche del 31 de mayo y las 228 personas que viajaban a bordo murieron.

Hasta el momento, tan sólo 50 cuerpos han sido recuperados del océano.

Investigadores de Brasil, Francia, Estados Unidos y otros países siguen rastrillando la superficie del Atlántico y sus profundidades en busca de restos del Airbus A330, que cayó tras encontrarse con fuertes tempestades en la ruta Río de Janeiro-París.

Aún no se han encontrado los aparatos que graban los datos y las conversaciones de los pilotos y que podrían esclarecer exactamente la causa del accidente. Se supone que yacen en la profundidad del mar.

Barcos contratados por Francia recorren una zona de búsqueda de 80 kilómetros (50 millas) de radio y arrastran aparatos de escucha submarina de la Marina estadounidense con cables de 6.000 metros (19.700 pies) de largo. Las cajas negras que buscan emiten señales electrónicas que pueden oírse hasta a 2 kilómetros (1,25 millas).

Funcionarios brasileños y estaounidenses dijeron que hasta la noche del domingo no se habían recibido señales de las cajas negras.

Al no tener los aparatos de registro que podrían explicar qué falló, la investigación se ha concentrado en una serie de mensajes automáticos que el avión envió antes de perder contacto con los controladores de vuelo.

Uno de los mensajes al parecer indicaría una falla de los sensores de velocidad y algunos expertos creen que los detectores de velocidad externos podrían haberse congelado, lo que ayudó a desestabilizar los sistemas de control.